Terezín

Terezín de F.J.Pineda Terezín de F.J.Pineda

Aunque había oído hablar de Theresienstadt, por programas como, Cuarto Milenio, documentales de historia etc… donde todos coinciden que se trata de un lugar maldito, no se puede hacer el viajero una idea de hasta que punto es cierto.

 

Antes de llegar a Terezín si preguntas por la zona a los lugareños de los pueblos colindantes, (en Terezín prácticamente no hay nadie viviendo) sentirás que el silencio y el rechazo es bestial, ya que nadie quiere hablar y el que lo hace lo hace de un modo escueto y nervioso como si quisiera olvidar, como si no supiera nada sobre la historia de ese lugar.

 

Una vez allí, puedes vivir el vacío y la soledad de un pueblo fantasma, nadie por las calles sin tiendas, sin niños, apenas algún turista y cuatro lugareños toscos… es la primera vez que no sabia que fotografiar pues los ánimos se fueron y la pesadumbre que se respira en el lugar se apodero de mi animo.

 

Theresienstadt fue un gueto establecido por las SS durante la Segunda Guerra Mundial en el pueblo de Terezín, localizado en el Protectorado de Bohemia y Moravia, donde perecieron decenas de miles de judíos, Hay que recordar que éste fue un campo de concentración, no uno de exterminio; en él muchos judíos murieron y otros muchos fueron enviados a los campos de exterminio.

 

Terezín está dividido en dos partes, la fortaleza grande y la pequeña. La primera fue un guetto judío donde vivieron más de 150.000 judíos y, la segunda, fue el campo de concentración que hoy se puede visitar. 

 

En el campo de concentración veréis los barracones, los patios, las celdas y otras habitaciones. Existe un túnel subterráneo de casi un kilómetro por el que iban los reclusos, el recorrido es angustioso y se hace realmente largo.

El museo del guetto, al cementerio y al crematorio se encuentra fuera de la fortaleza grande y será una de las imágenes más impactantes del viaje.

La otra imagen que os marcará es la de la escuela. En ella veréis dibujos de la época de la Gran Guerra, dibujos hechos por niños que vivieron la guerra de principio a fin. Todo ello muy angustioso.


Llamar